El dinero y los niños

El dinero y los niños

Hace unos días, una amiga me envió un artículo bastante interesante que me hizo reflexionar y escribir un post sobre ello.

A medida que nuestros hijos van  creciendo se nos van presentado diferentes temas a tratar, que en ocasiones nos resulta más o menos complicados exponer ante ellos. Generalmente suelen ser temas relacionados con los sentimientos (el amor, la empatía, compartir, la muerte…), o temas más difíciles como las relaciones sexuales.

La mayoría sabemos que todos los temas han de ser tratados con la mayor naturalidad posible, pero cuando nos encontramos ante ellos, la cosa se complica.

Por suerte, hay muchos libros, tutoriales en internet, etc…donde se explica cómo debemos afrontar estas situaciones.

Pero, sobre el tema de cómo educar a nuestros hijos sobre el valor del dinero y como conseguirlo encontramos bastante menos, supongo que porque damos por hecho que no es un tema difícil de afrontar.

De pequeños nuestro primer contacto con la economía suele venir a través de los cuentos. “La cigarra y la hormiga”, o  La lechera” por ejemplo, ambos de Samaniego.

Los padres cometemos el error en muchos casos, de quejarnos constantemente de lo mucho que trabajamos, para que ellos tengan de todo y nuestros hijos no lo valoran. Esto suele pasar más en familias de clase media para arriba, los niños con escasos  recursos,  suelen valorar más los esfuerzos.

Realmente, ¿De quién es la culpa?, ¿de ellos?, ¿del colegio, que no les dan clase de economía desde infantil?, ¿de la sociedad donde vivimos, que es consumista? Podemos buscar mil excusas, pero la realidad, es que tan sólo nosotros somos culpables de esa situación, que vamos dejando pasar, y que con los años se hace más difícil corregir.

¿Cuántas veces les hemos comprado a nuestros hijos, algo porque lo tiene un compañero de clase, para que nuestros pequeños no se sientan diferentes? Yo asumo que he sido la primera, pero eso no significa que sea lo correcto, porque siempre querrá algo que tengan los demás y él/ella no. Y si nosotros a veces hacemos lo imposible por conseguirlo, nuestros hijos no aprenderán simplemente que la vida no es justa, que el dinero no cae del cielo y que no eres más feliz por tener lo que tiene el hijo del vecino.

Debemos enseñar a nuestros hijos a valorar lo que tienen, a valorarse a ellos mismos, y a querer que los amigos les quieran por cómo se lo pasan con ellos y no por lo que tienen o las marcas que llevan.

Sobre los 6 años más o menos el niño empieza a relacionar cantidad, con número. Quizás sobre esta edad, aunque parezca temprana, es cuando debemos empezar a dar una pequeña “paga” simbólica 1 € semanal por ejemplo, por ayudar a poner o quitar la mesa, por hacer la cama, recoger la habitación, con el objetivo de que nuestros hijos, sepan que las cosas cuestan dinero y que el dinero cuesta trabajo y esfuerzo.

Si cuando les llevamos al cine, nosotros compramos la entrada y ellos pagan con su dinero las chuches, más pronto que tarde, aprenderán a administrar lo que tienen, porque con 1€  te da para lo que te da.

Cuando llega el cumpleaños de una amigo, podemos decirles que tienen que colaborar con nosotros en la compra del regalo, de esta forma valorarán más los regalos que reciben.

Cuando van creciendo, en la pre-adolescencia suelen aparecer los primero caprichos, las zapatillas de moda, un anillo de plata, unos pantalones o un vestido, que posiblemente no se pondrán más que en una ocasión, no pasa nada, si los quieren que se los compren ellos con su paga, de esa forma lo valoran más porque lo han tenido que ganar.

Si rompen algo por accidente no pasa nada, un percance lo tiene cualquiera, sin embargo si es por falta de cuidado o un mal trato, es cuando los padres debemos actuar y hacerles pagar al menos parte de lo que han estropeado.

Muchas veces cuando rompen uno de sus juguetes por un mal uso, les solemos decir simplemente que  se ha quedado sin él, pero todos hemos visto niños, que dan tan poco valor a sus cosas materiales, que esta reacción de los padres, lo  traducen en normalidad, porque tienen otras mil cosas y porque precisamente no aprecian nada de lo que poseen.

Un tipo de recompensa que no veo bien es la paga por Sobresalientes o Notables, lo que realmente tenemos que pagar los padres es el esfuerzo. El hecho de que un niño saque notas altas no significa que siempre sea porque se ha esforzado, tampoco eso es garantía de que haya aprendido algo. Hay niños que tienen más capacidades para sacar notas altas sin esfuerzos eso no es malo, pero premiémosle por aquello en lo que se ha esforzado, bien sea un cambio de actitud en su carácter o subir unas escaleras. Premiemos al niño que con su esfuerzo saca un bien o un suficiente.

Cierto es que, en la vida, en los trabajos no siempre pasan cosas justas, no siempre se obtiene recompensas inmediatamente después del esfuerzo, no siempre gana el bueno, pero el que persevera y se esfuerza, el que continúa luchando, al final de una manera o de otra obtiene su recompensa.

Aunque siempre escucharemos a la típica persona que en lugar de valorar toda esa constancia y esa lucha por llegar al objetivo, diga:

-¡Qué  buena suerte ha tenido!

“La buena suerte es crear circunstancias”

Recomiendo a los padres leer “La Buena Suerte” de Álex Rovira y Fernando Trías  La buena suerte

Recomiendo para leer a los niños: “Money hungry monkey” de Paul Peters Imagen1

Ruth Peña

Autora del blog Things of mother. www.thingsofmother.com

Anuncios

3 Respuestas a “El dinero y los niños

  1. Muy buen artículo.Tienes toda la razón,que hay padres que los malcrían y eso no es bueno para nada porque se convierten en consentidos y caprichosos.Una educación desde peques adecuada los hará más conscientes de lo que cuesta ganar el dinero y lo poco que dura.Un beso mi niña!

    • Muchas gracias! Voy a crear un enlace de tu blog al mío, hoy 2 amiga me han preguntado por las pulseras que haces, las comparto en la página de FB.
      Me pondré con ello mañana, siempre y cuando te parezca bien. Un besito

Te invito a dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s