Siempre envuelto, por favor…

Cuando vamos a cenar a casa de los amigos, lo normal, no es aparecer con las manos vacías. Y aunque sean muy buenos amigos, o nuestra familia, no está demás envolver lo que llevamos. Los pequeños detalles delatan tu forma de ser.

Si llevas una botella de vino no dejes de darle tu toque personal, es mucho más agradable recibir algo, cuando sabes que la otra persona se ha esmerado, en darle un toque diferente.

LLevar el vino

Anuncios

Te invito a dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s